Red de Medios Misiones Red de Medios Misiones

Puerto Rico: Policía declaró que disparó por temor a ser atacado por vecinos

General 18 de julio de 2022 Redacción RMM Redacción RMM
md-3-696x408

Mientras los dos jóvenes de 17 y 19 años que resultaron baleados el último sábado en Puerto Rico en un operativo desplegado por tres efectivos del Comando Radioeléctrico en el barrio Fátima, de la citada localidad, en busca de dos delincuentes, la Justicia avanza con la investigación a los fines de determinar cómo se desencadenaron los hechos.

Según pudo averiguar este matutino con fuentes de la causa, a partir de las pruebas de parafina hechas por miembros de la División Criminalística de la Unidad Regional IV a los efectivos implicados en el confuso operativo se sabe que uno de ellos fue el único responsable de los dos disparos que ocasionaron lesiones en dos muchachos.

En torno al estado de salud de estos últimos, ambos están internados en el Hospital Samic de Eldorado, aunque quien se llevó la peor parte fue el adolescente. El chico espera una cirugía para que se le extraiga el proyectil y si bien no registra riesgo de muerte, la lesión pudo haber tenido mayores complicaciones de no haber sido atendido rápidamente.

Sobre los disparos, el propio policía reconoció haber apretado el gatillo durante una declaración testimonial que aportó a los pesquisas, aunque aclaró que lo hizo porque se vio encerrado por una decena de vecinos del citado barrio que, según él, con palos, machetes y hasta armas de fuego, intentaron golpearlos a él y a sus camaradas, que tuvieron que escapar antes de ser agredidos.

La declaración del uniformado se condice en gran parte con un video que se viralizó en las redes y que captó la secuencia de escape de los policías durante la noche del último sábado. Si bien el material no es del todo claro por registrarse con poca luz, sí resulta importante para reconstruir parte de la mecánica del suceso.

Por el momento, la causa que es investigada por el Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico tiene a los dos lesionados imputados provisoriamente por resistencia a la autoridad, junto a otro vecino del barrio que también fue partícipe activo de agresiones a los uniformados y cuya identificación se dio mediante el aporte de testigos en el caso.

Por su lado, desde el entorno a los jóvenes lesionados se presentó una denuncia por supuesta violación de domicilio por parte de los miembros del comando.

Lo que los pesquisas buscan establecer es en qué circunstancias se produjeron los disparos y si realmente se trató de un último recurso la utilización del arma reglamentaria. Para ello se ordenaron distintas diligencias, entre ellas, la extracción de los proyectiles que aún están alojados en el cuerpo de los heridos.

Intervención policial

De acuerdo a lo que se reconstruyó hasta el momento en torno a lo sucedido se sabe que la intervención de la patrulla con los tres efectivos del Comando Radioeléctrico local comenzó luego de que un comerciante del barrio Industrial denunciara que minutos antes dos personas habían ingresado a su carnicería y se habían llevado dos garrafas.

En base a este hecho, el damnificado aportó datos sobre las características físicas de los involucrados e indicó que ambos vestían buzos con capucha rojo y negro. Y que en su huida habían ido en dirección a Puerto Rico.

En medio de las recorridas por la ciudad, los miembros del comando tomaron conocimiento vía radio que un vecino del barrio Weber había visto a dos jóvenes, de similares características a los responsables del hurto al carnicero, intentando delinquir en la zona. Inmediatamente la comisión policial acudió a verificar esa novedad y los datos los llevaron hasta el barrio Fátima, en donde los sospechosos, al ver la presencia policial, corrieron y se refugiaron en una vivienda de la zona.

La propiedad no es una más de la zona, ya que según comentaron voceros consultados por este medio, es habitada por el denominado Clan Vera, varios de cuyos miembros son conocidos por tener antecedentes con la policía y por causar molestias a los otros vecinos de la zona.

En ese contexto, siempre según lo que indicaron los uniformados, al intentar demorar e identificar a los jóvenes que perseguían, un grupo de allegados y amigos salieron en auxilio de los presuntos delincuentes y arremetieron con palos y machetes contra el personal policial.

Es allí cuando los policías retroceden en dirección al patrullero y se producen los disparos. (El Territorio)

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email