Red de Medios Misiones Red de Medios Misiones

Rusia lanzó más de 120 misiles en un nuevo ataque masivo sobre Ucrania

Mundo 30 de diciembre de 2022 Redaccion RMM Redaccion RMM

La inteligencia ucraniana había alertado sobre una ofensiva a gran escala del Kremlin antes de fin de año. Aún no hay datos certeros sobre el total de víctimas y ni sobre los daños a objetivos estratégicos. Hay miles de habitantes sin luz en pleno invierno. Arde el frente en Donetsk y las dudas sobre las tropas rusas en Bielorrusia.

Por Fernando Oz

Tal como como lo había adelantado el servicio de inteligencia de Ucrania, este jueves Rusia lanzó un nuevo ataque masivo contra las infraestructuras energéticas ucranianas. Se esperaba una embestida antes de la noche de año nuevo.

Cuando el jueves por la mañana aún sonaban las alarmas aéreas en casi todo el territorio ucraniano, el asesor de la Presidencia de Ucrania, Mykhailo Polodlyak, alertaba en Twitter de que más de 120 misiles surcaban los cielos del país. Horas más tarde se supo que la defesa ucraniana llegó a destruir 54 misiles enemigos en pleno aire, pero 69 lograron cruzar el cerco antimisilístico y muchos de ellos impactaron plantas de toma de energía.

En principio, hubo al menos 3 heridos en Kiev y el 90 por ciento de la ciudad de Leópolis se quedó sin luz. Pero también hubo otras regiones sin electricidad como consecuencia del ataque.

El martes, el presidente aseguró Volodímir Zelenski había alertado sobre un posible ataque masivo ruso entes de fin de año y pidió a su pueblo que todos estén “listos para cualquier escenario”.

Por otra parte, la inteligencia ucraniana destacó este jueves que hay una situación de estabilidad en el frente y descartó una posible ofensiva rusa desde Bielorrusia, algo que se viene analizando desde que se tuvo información sobre el lanzamiento de misiles rusos desde ese país. 

Ucrania-Oz-6

Tras admitir que los combates más encarnizados se libran junto a la ciudad de Bájmut, en la región oriental de Donetsk, el jefe de la Inteligencia Militar ucraniana, Kyrylo Budánov, indicó que la situación en los frentes se ha estabilizado y “no hay movimiento” desde la recuperación de la ciudad de Jersón, en noviembre pasado.

“No podemos derrotarlos (a los rusos) en todos los frentes, al igual que ellos no pueden con nosotros”, dijo Budánov en declaraciones recogidas por el diario digital Ukrainska Pravda. También explicó que las fuerzas ucranianas aún no cuentan con suficientes recursos para avanzar en varios frentes y agregó: “Esperamos ansiosos nuevos suministros de armamentos y la llegada de armamento más moderno”.

El jefe de la Inteligencia Militar desestimó la posibilidad de una ofensiva rusa desde Bielorrusia, donde el Ejército de Rusia tiene desplegados cerca de 10.000 soldados en la denominada agrupación militar regional ruso-bielorrusa.

“Hoy en día no veo ningún signo de que se esté preparando una invasión de Kiev y otras regiones norteñas desde Bielorrusia”, subrayó sobre la posibilidad de que se repita la situación de marzo pasado, cuando las tropas rusas prácticamente llegaron hasta puertas de Kiev.

Según Budánov, los desplazamientos de las tropas rusas en el territorio de Bielorrusia no tienen otro objetivo más que intentar que el Ejército ucraniano distraiga fuerzas de los frentes este y sur.

A estas tensiones se añadió este jueves el derribo por la defensa antiaérea de Bielorrusia de un misil antiaéreo ucraniano S-300, que cayó en territorio bielorruso a unos 10 kilómetros de la frontera con Ucrania.

Se trata del primer incidente de este tipo denunciado por las autoridades bielorrusas desde el inicio de la ofensiva rusa en Ucrania el 24 de febrero pasado y llega un día después de que las fuerzas armadas de Rusia y Bielorrusia realizaran ejercicios militares conjuntos.

Un ataque desde aire, mar y tierra


“Según datos preliminares, en el ataque se utilizaron un total de 69 misiles. Las Fuerzas de Defensa de Ucrania destruyeron 54 misiles de crucero enemigos”, dijo el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valeriy Zaluzhny. “El enemigo continúa sembrando el terror con misiles contra la población civil”, escribió el jefe militar en Facebook.

Tras el ataque, con los datos definitivos en la mano, Zaluzhny rebajó su magnitud, pero subrayó que Rusia lanzó misiles de crucero desde el aire y el mar, así como misiles antiáereos S-300, acondicionados para impactar en objetivos terrestres, contra las infraestructuras energéticas de Ucrania.

Ucrania-Oz-5

Solo en la región de Odesa, en el sur del país, fueron abatidos 21 misiles rusos, informó el jefe de la administración militar regional, Maxim Márchenko. Y la Fuerzas Aérea ucraniana también informó la destrucción de once drones explosivos Shahed, de fabricación iraní.

La defensa antiaérea de Kiev también trabajó duro durante la mañana del jueves: al menos 16 misiles fueron derribados sobre la ciudad, según su alcalde, Vitaliy Klitschkó, que informó de que al menos tres habitantes de la capital resultaron heridos.

Rusia informa de avances en el este


Mientras las autoridades ucranianas hacían el balance de daños e intentaban restablecer el suministro de electricidad en las ciudades afectadas, como Leópolis, el mando militar ruso informaba del avance de sus fuerzas en el este de Ucrania.

“En el frente de Donetsk las tropas rusas continuaron sus acciones ofensivas, como resultado de las cuales ocuparon nuevas posiciones, más favorables”, dijo hoy el portavoz de Ministerio de Defensa de Rusia, teniente general Ígor Konashénkov, en su parte diario de situación.

Las fuerzas ucranianas perdieron en ese sector más de 80 efectivos, entre muertos y heridos, además de siete blindados y seis vehículos de transporte, según el militar ruso. Agregó que la artillería rusa castigó varias posiciones ucranianas junto a varias localidades de la región de Járkov, en el noroeste de Ucrania, infligiéndole al enemigo más de 20 bajas mortales, según el militar ruso.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email